Close

DOMINGO SEGUNDO DESPUES DE PENTECOSTÉS

DOMINGO SEGUNDO DESPUES DE PENTECOSTÉS

INFRAOCTAVA DE DORPUS CHRISTI

 

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Continúa el espíritu de la festividad de Corpus Christi, adornando siempre nuestro Señor a la Santa Madre Iglesia Católica de una manera muy pero muy particular, a menudo no alcanzamos a ver la magnitud de esa Institución Divina que finalmente está compuesta por los hombres y  que si ella no existiera, el mundo ya no existiera, porque tiene la misión de continuar la redención de nuestro Señor Jesucristo. Ahora nos hace reflexionar El Evangelio sobre una gran cena, dice así El Evangelio: un tal hombre, alguien, hizo una grande cena, <creo que si nuestra mente comienza a trabajar, pensamos en que propiamente, es majestuosa> con todo dispuesto para que los invitados puedan estar conformes, a gusto, disfrutar, puedan con el vino, la comida y la buena compañía completamente agasajarse, pero nada más nos deja ahí El Evangelio ese pensamiento.

Y cuando todo estaba preparado ese tal hombre, mandó que los invitados fueran llamados, “todo está preparado” es necesario venir ocupar los lugares y que comience el festín. _Creo que cuando es algo muy ordenado, eso causa grande satisfacción y el hombre busca llenarse porque finalmente es una parte de él, que es necesario cubrir. Cuando todo está desordenado, también atrae a la gente, cuando no solamente va a haber el vino que deleita sino el vino que emborracha, cuando no solamente va a haber la comida que alimenta sino que hace también daño, parece ser que llena a las personas. Pero este hombre con toda fineza cuando ya está todo preparado llama a sus invitados. La respuesta es que cada uno tiene ocupaciones que hacer y aquí empieza entonces la lucha CON LO QUE ENTENDEMOS DE MUNDO Y LO QUE NO ES DEL MUNDO, LOS QUE SERVIMOS AL MUNDO Y HACEMOS LO MISMO UNOS Y OTROS, TODOS DORMIMOS, NOS LEVANTAMOS, TRABAJAMOS, OBTENEMOS MEDIOS ECONÓMICOS, TODOS QUEREMOS GLORIA Y HONRA.

Pero el fin de cada uno de ellos, el éxito (que significa salida) la muerte, es muy distinta. Aquellos hombres que trabajan para el mundo, quedan en el mundo, y aquellas grandes comidas parece ser que no queda satisfecho y quiere más que aquellos grandes deleites del vino, también quiere sobreabundar cada vez más  de la honra, que sepan cuáles son sus conocimientos y sus capacidades. Pero este hombre, que llama a estos invitados, cuando sabe la respuesta de cada uno de ellos, monta en cólera, ¿han visto a un hombre airado? Pero airado inteligentemente, con razón de estar molesto, exigiendo el cumplimiento del deber. Cuando nos encontramos con alguien que con entereza basta que solo nos mire, no que se convierta en una fiera, sino que sabemos que la fuerza de la argumentación está en la mirada y nos está recriminando sin decirnos tantas cosas, de esa manera, este hombre se ha molestado. Cuando nosotros exigimos algo, hacemos gestos, muecas, y queremos que las cosas se hagan rápido. La palabra que usa hoy El Evangelio es esa, ¡RÁPIDO! De inmediato, VÉ Y LLAMA A TODO EL QUE ENCUENTRES EN EL CAMINO, _Y qué difícil es cuando se nos quiere dar algo a la fuerza, nosotros queremos la honra que nosotros queremos, no la que Dios nos  quiere dar, queremos la riqueza.

Sigue todavía la reflexión de estos hombres si les ha invitado a que coman y luego dicen que han comprado unas yuntas, que han comprado una granja, que se ha casado y por eso no pueden asistir a esa gran cena de ese tal señor, que no encuentra el motivo para esta renuncia, ¿por qué si te casas, no te casas para Dios?, ¿por qué si compras una granja, no la pones al servicio de Dios?, y para ganar el Reino de los Cielos, ¿por qué si compraste yutas, no las pones a que fructifiquen algo grande y digno del ser humano?, es  ese divorcio, es esa manera que nosotros concebimos, las cosas de Dios son aparte, Y NO ES ASÍ PARA EL CATÓLICO. Después se enoja, y molesto manda con toda propiedad, que aquellos hombres, no vayan a sentarse a su mesa. _Renunciaron por algo más pequeño a algo muy grande y ese algo muy grande YA NO SE LES VA A DAR.

Qué tristeza que cuando acabemos nuestra existencia, no sepamos en que consistió  nuestra vida y que todos los días de nuestra vida hayamos comprado granjas, y nos hayamos casado muchas veces, y comprado yuntas y no saber en qué consistió todo eso que Dios  nos dio. Es un orden en las cosas, todos tenemos mucho, yo veo caudales de cosas que todos tenemos, ¿cuánto lo hacen fructificar cada uno de nosotros? Quiere decir que a la Iglesia _está hablando nuestro Señor, de esa gran cena, de ese Gran Señor, es nuestro Señor Jesucristo, e invita a quien Él quiere, ¡NO LES PIDE NADA Y LES DA TODO! Pero después puede castigar y puede decir que ¡NO LES VA A DAR NADA! Esa es la manera como debemos irnos formando nosotros como católicos. _Siento que nuestro Señor nos da mucho y nos provee de todo lo necesario a lo largo de nuestra existencia, NECESITAMOS SENTIR ESA LIBERTAD, sentir realmente que no tenemos un yugo sobre nuestra cabeza o que nos está aplastando, la verdad, nos hace libres, Y LA VERDAD LA POSEE LA SANTA MADRE IGLESIA CATÓLICA. Ama profundamente a quien Dios te ha dado por compañera, cuídala y debes saber  llevarla bien y formarla porque ella va a cuidar de tus hijos, porque juntos van a dar cuentas a nuestro Señor. Tenemos que caminar con esa inteligencia y libertad, todo esto es nuestro, el mundo es también para nosotros, pero tenemos miedo y nos hacemos pequeñitos, ¿por qué el enemigo no tiene miedo? Porque si ostenta grandes puestos, escuchen  bien, LOS PONE AL SERVICIO DEL MAL Y SE JACTA PÚBLICAMENTE DE ESTAR EN EL ERROR Y NO LES DA VERGÜENZA. ¿Por qué nosotros no  hacemos algo realmente inteligente, a que se trabaje todos los días, que exija una renuncia CRÉANME AL TIEMPO NUESTRO SEÑOR, DA EL FRUTO, SOLO QUE TENEMOS QUE TRABAJAR DULCEMENTE MAS CON MUCHA FIRMEZA.

Ahora tenemos algo más, SOLAMENTE A LA SANTA MADRE IGLESIA CATÓLICA, LE CORRESPONDE DAR, NO QUE LE DEN, LE CORRESPONDE PROTEGER,  LE CORRESPONDE CASTIGAR, ¡A NADIE MÁS! Tenemos la obligación de asistir a la Iglesia. Trae tus yuntas, trae tu granja, trae a tu esposa, trae a tus hijos y ponlos al servicio de Dios, ¿si no lo haces así? Te renunciará nuestro Señor, Él es muy celoso, quiere todo y Él no deja que lo amemos con migas, nos ha enseñado su amor y también nosotros debemos trabajar de esa manera, somos de Él, nosotros no poseemos nada  y lo tenemos todo, para nosotros creó Dios todas las cosas, ¡convenzámonos! Humildemente sentémonos en el lugar que nos da nuestro Señor en esa cena y verán el resultado magnífico en muy poquito tiempo, es nuestra voluntad  que debe estar ahí puesta, todo lo que poseemos pónganlo al servicio, porque Dios nos lo ha dado y Él, lo va a hacer fructificar. Que Dios los bendiga. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Loading...
Loading...